Call the Midwife (Llama a la comadrona)

Escribo esta entrada para recomendar y, a la vez, quejarme al aire. Quiero hablaros de la estupenda trilogía de libros de Jennifer Worth Call the Midwife, Shadows of the Workhouse, y Farewell to the East End. Worth, antigua enfermera y comadrona, describió su experiencia laboral y humana en los últimos años de la década de los 1950s en el East End de Londres (Poplar, Isle of Dogs), una de las zonas más pobres y más castigadas durante el Blitz en la segunda guerra mundial. La BBC he rodado una serie basada en los libros titulada como el primero, Call the Midwife. Tanto los libros como la serie son de lectura y visionado “obligatorios” para los profesores de y en inglés, o para cualquier amante de la cultura británica.

Trailer (click en la imagen):

CLICK FOR TRAILER

Bomb sight (Mapa de todas las bombas arrojadas sobre Londres desde 7 Octubre 1940 hasta 6 Junio 1941)

La serie tiene una ambientación muy cuidada (si bien no se ha podido rodar en Londres, sino en Kent, porque todos los edificios de la zona fueron derruidos en los años 1960s debido a sus pésimas condiciones). Si queréis disfrutar de distintas variedades de inglés (RP standard , Cockney), es una delicia verla en inglés.

Y he aquí la queja. Si visteis ayer domingo el estreno de la serie en Telecinco (“Llama a la comadrona”), veríais la historia de Len Warren y su mujer Conchita, padres de 24 hijos, esperando el hijo número 25. Len es inglés, solo sabe hablar inglés, y Conchita es francesa (¿con ese nombre? e ¿interpretada por una actriz de rasgos claramente latinos?) y solo habla francés, idioma que sí han aprendido sus hijos. A pesar de hablar distintos idiomas, el matrimonio se entiende perfectamente.

parto-Conchita-adelante-caida-fortuita_MDSIMA20130308_0293_12

www.telecinco.es

Sin embargo, tanto en el libro como en la serie de la BBC, Conchita era una adolescente ESPAÑOLA, a la que Len Warren conoció cuando estuvo luchando en la guerra civil española. Se enamoraron y se instalaron en Londres, donde criaron a sus 25 hijos, que aprendieron inglés y español. Pero, claro, como la serie en España se emite doblada, no tendría ningún sentido que Conchita hablara español, (¿cómo representar el “bilingüismo” de esa familia?) Así que se sacrifica una parte de la historia (la referencia a cómo se conocieron queda completamente omitida), en aras del doblaje. De ahí que, como he hecho en entradas anteriores, recomiende ver la serie EN VERSIÓN ORIGINAL, con subtítulos si es necesario.

Aunque hoy en día el doblaje sigue activo en España por cuestiones  a) de industria b) de comodidad  e inercia, cabe recordar que fue uno de los más fieles aliados de la censura en décadas pasadas, ya que permitía alterar diálogos y tramas al antojo del censor, con mayor o menor fortuna. Casos como el de Mogambo son célebres (un adulterio se convirtió en incesto). En cualquier caso, y lo que aquí nos concierne, QUÉ MEJOR MANERA DE PROMOVER UNA CONCIENCIA PLURILINGÜE, Y DE FOMENTAR EL USO DE LAS LENGUAS EXTRANJERAS DESDE LA CUNA QUE EL DE EMITIR LOS PRODUCTOS AUDIOVISUALES EN VERSIÓN ORIGINAL. Podríamos disfrutar de las voces originales de los actores, y no estaríamos sujetos a este tipo de “alteraciones” de las historias.

Deja tu comentario (si tarda en aparecer es normal, están moderados para evitar spam)

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s