Can professional development change your life?

Esta entrada va sobre todo dirigida a mis compañeros asesores de formación, formadores, ponentes, coordinadores de formación del centro…aunque cualquier profesor puede sentirse identificado.

Os recomiendo el webinar del British Council “Can professional development change your life?”, organizado para lanzar la publicación del British Council Innovations in the Continuing Professional Development of English Language Teachers (publicación en papel y electrónica, descarga libre y gratuita aquí)

CPD Book cover

Una de las ideas que repitieron varios ponentes, en cualquier caso, es la de que el “desarrollo profesional” no debe venir de fuera;  sino que es un proceso interior, individual, y sobre todo, continuo, a lo largo de toda la vida.

Otras ideas interesantes: que la formación continua no tiene que ver con aprender los trucos del oficio, sino con inspirar a otros  a aprender.

En esa línea, una de las ponentes, Tessa Woodward habla de siete “temas” o “fases” por las que pasa todo profesor de lenguas extranjeras en su carrera profesional (no necesariamente consecutivas ni en orden cronológico), y cómo facilitar apoyo /acceso a formación a ese profesor según la fase en la que esté. En buena parte, se puede aplicar a cualquier profesor de cualquier área. Podéis ver su intervención en el vídeo entre el minuto 45′ y 1h 09′.

Resumo sus ideas:

Fases / temas Descripción del estado   Propuesta formación
1. supervivencia (profesor que comienza) Se suele ver abrumado por la cantidad de trabajo, la planificación de las sesiones le cuesta tiempo y esfuerzo. Una de sus preocupaciones es su propio nivel de competencia en la lengua extranjera. No congresos, ni expertos internacionales—buena organización materiales en centro; ayuda de compañeros veteranos. Comentar actividades de clase y planificación. Que esté integrado en la “vida” del centro. Refuerzo positivo.
2. asentamiento / estabilidad Se va creando un repertorio (todavía limitado) de actividades y estrategias de aula-rutinas, que funcionan. Compañeros veteranos que actúen como mentores: diseñar lesson plan, que el profesor veterano lo ponga en práctica; y el profesor menos veterano, poner en práctica un lesson plan diseñado por el profesor veterano. Observación mutua e intercambio de opiniones.(Peer lesson planning, peer observation, peer discussion). Asistencia a algún taller de formación.
3. Energía para la experimentación Profesores que se han adaptado bien: ganas de innovar, experimentar materiales, actividades, enfoques…El contenido ya no es fuente de preocupación: interés por el proceso, pedagogía Hacer un diario profesional: escribir ideas, impresiones, cosas que te gustan de tu día a día profesional…posterior análisis y revisión. Menor énfasis en nuestra práctica docente, y mayor importancia a la reflexión sobre / con los alumnos. Escribir con ellos un “diario interactivo”.
4. Energía para el “activismo” Ir más allá de su aula o centro—relación con la comunidad educativa en general. Coordinan proyectos, involucrados en asociaciones de profesores…
5. Re-evaluación / duda sobre la propia práctica docente Las rutinas que antes daban seguridad ahora dan sensación de estar atascado. ¿Es este trabajo el adecuado para mí / ¿Valgo para este trabajo? [Si se puede, reducción de jornada / excedencia por un tiempo (parón)]  Asumir nuevas responsabilidades en el centro / cambio de función-tareas (coordinación, mentorización nuevos profesores…). Si no, al menos, cambiar curso / tipo de grupo /área / alumnado al que se da clase. Apoyo de los compañeros, esencial (ver cuánto has aprendido en la profesión, cuánto has hecho…). Que ese profesor escriba casos prácticos, para discutir en las reuniones de profesores–otros profesores dan su punto de vista.
6. Serenidad (>25 años profesión) No angustia si la sesión no ha salido todo lo bien que esperaban-ya saldrá mejor en la próxima. Disfrutan ayudando a los compañeros más jóvenes-mentorización. Recoger documentos y materiales de clase, análisis. Lectura de textos de investigación- mediador para otros profesores.
7. Desencanto con amargura (en cualquier momento vida profesional) Tanto esfuerzo, ¿para qué? Apoyo de los compañeros y equipo directivo. Preocupación por el individuo.

Os recomiendo que veáis su intervención, que es mucho más interesante que las cuatro líneas que he puesto aquí (además, soy malísima traduciendo al español: pienso más en inglés que en mi propio idioma, lo siento). Conforme la iba escuchando, me iba recordando a etapas o momentos en mi vida profesional, o los identificaba con compañeros o profesores que me daban ese perfil.

Su conclusión es que, ante esta variedad de perfiles, hay que ofrecer a cada uno de ellos algo diferente en términos de formación. El propio profesor también debería tener claros sus objetivos, expectativas, qué le hace falta en ese momento…si le hace falta algo.  En fin,  lots of food for thought.

Estas son las referencias que usó Tessa en su ponencia, por si os interesa seguir leyendo:

reference books

One comment on “Can professional development change your life?

  1. Pingback: Mobile pedagogy for English language teaching: a guide for teachers | Competencia lingüística y comunicativa

Deja tu comentario (si tarda en aparecer es normal, están moderados para evitar spam)

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s