Plurilingüismo y las ventajas neurocognitivas del aprendizaje de otras lenguas

Ayer se celebró en Zaragoza la conferencia “Plurilingüismo y las ventajas neurocognitivas del aprendizaje de otras lenguas”, a cargo de Mª Jesús Frigols,  asesora de la Comisión Europea para asuntos de plurilingüismo, experta del ECML del Consejo de Europa, y autora de gran cantidad de publicaciones sobre CLIL (por ejemplo, Uncovering CLIL).  La sesión tuvo tres partes: en la primera se centró en los efectos positivos que tiene el plurilingüismo en el cerebro; en la segunda, en cómo influye el plurilingüismo en la creatividad (entendida como “construcción de conocimiento”); y la tercera, en qué metodología se debe usar para potenciar ese plurilingüismo (en su opinión, CLIL- AICLE).

IMG_1386

1. Bilingüismo y neurociencia

En este contexto se entiende como “bilingüe” o “plurilingüe” alguien que tenga un dominio operativo de la(s) segunda(s) lengua(s), que sea capaz de trabajar con ella(s), no necesariamente de alguien con competencia nativa o cercana a los nativos.

A través de los estudios de neurociencia, se observa que el cerebro de las personas plurilingües presenta una zona diferenciada dentro del corpus callosum, con respecto a la de los monolingües.

Cuantos más estímulos externos recibe el cerebro, mayor es el número de conexiones neuronales, y mayor el desarrollo cognitivo.

El cerebro posee “neuroplasticidad”, se puede “entrenar” como cualquier músculo. De hecho, el cerebro nunca madura del todo, de ahí que el aprendizaje sea posible a lo largo de toda la vida (si bien es cierto que hasta los 20 años se produce el desarrollo básico).

El hemisferio izquierdo del cerebro (el que está relacionado con la adquisición del lenguaje) madura antes. Frigols recomienda la exposición a las lenguas extranjeras desde el momento que se quiera, pero probablemente, el mejor momento cognitivo se encuentra entre los 7 y 10 años (es decir, probablemente, hasta ese momento el niño no comenzará a “hablar” la L2).

Diversos estudios han demostrado mediante magnetoencefalografías que hay un cortex específico para el lenguaje en las personas bilingües, y que este es diferente, dependiendo de la edad en la que comenzaron a aprender la segunda lengua. Un niño bilingüe temprano usa las mismas áreas del cerebro para la L2 que para la L1, por tanto aprenderá como un nativo (por ejemplo, la pronunciación), siempre y cuando el input venga de un nativo. En el bilingüe adolescente se observa que algunas redes neuronales se usan de forma común para la L1 y la L2, pero otras están diferenciadas. En el caso del bilingüe adulto, por contra, están totalmente diferenciadas. Por eso, aprender lenguas extranjeras cuando se es adulto puede costar más tiempo, porque se usan dos entornos neuronales distintos. Sin embargo, sí que se puede aprender de adulto (siempre que haya una metodología correcta).

2. Contribución del multilingüismo a la creatividad (entendida como “capacidad de crear conocimiento a partir de conocimientos previos”). [ver Study on the Contribution of Multilingualism to Creativity]

El dominio de otras lenguas permite un mayor acceso a formas alternativas de organizar la mente:

  1. La mente flexible: la mente plurilingüe es una mente adaptable; permite ver el mundo con otros ojos (relacionado con las teorías de Sir Ken Robinson, la creatividad en el aula y el pensamiento divergente). Además, los plurilingües suelen ser habilidosos con las TIC: están acostumbrados a trabajar con diferentes lenguajes y códigos, el de las TIC es otro código más.
  2. La mente que resuelve problemas: relacionado con la función ejecutiva. La mente plurilingüe facilita las habilidades de pensamiento abstracto, la elaboración de hipótesis…Se presta una mayor atención a la tarea: las mentes bilingües están acostumbradas a cambiar de código, a diferenciar la información relevante de la irrelevante, y pueden concentrarse más en lo que tienen que hacer.
    • A la hora de resolver L.O.T.S. (lower order thinking skills, destrezas de pensamiento más sencillas), tanto los monolingües como los plurilingües las resuelven por igual; pero en el caso de las H.O.T.S (higher order thinking skills, destrezas más complejas), los plurilingües se manejan mejor.
  3. La mente metalingüística (conciencia de que el lenguaje es una herramienta): los plurilingües son más capaces de leer entre líneas, hacer deducciones, ver los subtextos, ir más allá del mensaje literal; son también capaces de usar el lenguaje de manera más efectiva para conseguir sus objetivos.
  4. La mente que aprende: los plurilingües filtran, recuperan y retienen mejor la información. Relacionan mejor los contenidos de su mente, y presentan una mejor función de la memoria.
  5. La mente interpersonal: Los plurilingües son capaces de trabajar  con diferentes códigos a la vez. Con ello muestran una percepción mayor del mundo, y de las necesidades de otros. Son más capaces de decodificar el lenguaje tanto verbal como no verbal, y por tanto interpretan mejor las intenciones de los otros.
  6. La mente que envejece: el plurilingüismo puede retrasar en 2-4 años la aparición temprana de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. Cuantos más idiomas se conozcan, mayor plasticidad del cerebro, y mayor actividad neuronal.

 3. Metodología

Ofelia García: Bilingual education is the only way to educate children in the 21st century.

Hace 50 años, había cierto rechazo a la enseñanza / aprendizaje de las lenguas extranjeras (se consideraban “dañinas” para la L1). Ahora, el plurilingüismo, es una recomendación fundamental de la Unión Europea.

Pero para que los programas bilingües / potenciación de lenguas extranjeras den frutos, la metodología debe cambiar, para adaptarse a la situación social contemporánea, y a nuevas estructuras mentales (por ejemplo, los “nativos digitales” muestran efectos parecidos a los de los bilingües- las TIC también tienen un efecto en el cerebro). El aprendizaje de lenguas extranjeras tiene un efecto positivo en la plasticidad del cerebro: cuando la metodología para la enseñanza de lenguas extranjeras incorpora ideas tomadas de la neurociencia, el resultado es CLIL.

(Ver presentación de Mª Jesús Frigols sobre CLIL, muchas ideas de la sesión tomadas de aquí):

CLIL

Para ello, debe haber un marco para la formación del profesorado: en España, el 87% de las preguntas que hacen los profesores están relacionadas con las LOTS, y solo un 13% con las HOTS.

Deja tu comentario (si tarda en aparecer es normal, están moderados para evitar spam)

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s