How to write an email to your teacher- guidelines for students

Please, bear in mind these instructions when emailing me as your teacher, or sending me a message through Edmodo:

  • You may have a peculiar email address, something like”lizzyprezziosi@gmail.com” o “destroyenator666@hotmail.com”. This is totally OK for your friends, but please, for school, use a more “serious” email address. Suitable email addresses would be “isabelmartinez1F@gmail.com” or “adriangarcfernandez@hotmail.es”, for instance.
  • In the subject line there should be a brief summary of what the message is about. For example: “Question about Women in STEM project”
  • There needs to be a beginning to your message, which should be polite. (“Dear Natalia,“, or at least “Hi Natalia,”).
  • You need to use stops, commas, colons…just like you would use them in a writing task.
  • Remember to use as many paragraphs as different ideas you would like to express.
  • Have you heard about netiquette? It’s the rules of politeness on the internet (what to do and not to do if you want to be nice and polite). According to netiquette, if you use capital letters, it means you are angry. So please, don’t write all your message in capital letters, or I will think you are angry at me.
  • Please do not use abbreviations, or informal expressions. I don’t mind emojis, but please, don’t overuse them.
  • Please check carefully your spelling, grammar and vocabulary before sending your email / message to me.
  • If you include pictures, word documents, audio clips, etc…these are called “attachments“.
  • Use “please” and “thank you“, please.
  • Then, when you finish your message, you should end it properly: Best wishes / See you tomorrow / … and then your full name and group (Diego Martín, 1G).

 

These are some model emails:

 

La comunicación alumnos-profesores: cómo escribir un email a tu profesor

Del mismo modo que nuestros alumnos no son nativos digitales (es mentira que sepan emplear las nuevas tecnologías de manera innata y sin aprendizaje previo necesario), tampoco saben de manera intuitiva cómo comunicarse con los profesores a través de emails, mensajes en plataformas educativas…Creo que es labor de los profesores trabajar con ellos la comunicación escrita a través de medios digitales. Voy a centrar mis ejemplos en el caso de inglés, porque es el que me hizo reflexionar, pero entiendo que se podría aplicar a cualquier lengua propia o extranjera.

Muchas veces las relaciones de poder, o simplemente de respeto a los roles entre profesor y alumno quedan muy desdibujadas, sobre todo en la comunicación oral.  Dentro de un clima de buena relación entre profesores y alumnos, incluso respetando la figura del maestro, estaréis de acuerdo conmigo en que, aunque nos llamen “profesor”, o “teacher”, o por nuestro nombre, los alumnos nos suelen tratar como si fuéramos compañeros suyos, amigos, familia…(el tutearnos, usar interjecciones, expresiones coloquiales…). No me estoy metiendo con eso, ni quiero entrar en un debate sobre la autoridad del profesorado. La cordialidad y la espontaneidad se pueden tomar como algo positivo, que ayude a reducir el “filtro afectivo”, como diría Krashen, y ayudarles en su aprendizaje.

Sin embargo, durante mis últimos cursos en el aula me fui dando cuenta de que los alumnos suelen tener problemas para modificar ese nivel coloquial oral por otro algo más formal cuando se dirigen a nosotros por escrito. Muy especialmente, en el caso de mis alumnos de 1º de ESO: semanalmente, tenían tareas que entregarme por email; igualmente, en muchas ocasiones me hacían consultas por las tardes (*esto es algo que tendré que replantearme cuando vuelva al aula, no se puede ser teleteacher 24/7). Y me sorprendía que en sus correos, por lo general, no había estructura: empezaban, como si de una obra épica se tratase, in medias res: sin saludo, introducción, ni contexto…ya entenderás tú de qué va mi pregunta. Bien podrían haber sido mensajes de whatsapp, en lugar de correos electrónicos; o bien, si tenían que enviarme algún archivo adjunto, podían enviarme el mensaje en blanco. Admito 100% mi culpa: caí tarde en la cuenta de que debería haber trabajado unas mínimas convenciones para enviar correos electrónicos, no diría “formales”, pero sí con cierta formalidad, ayudándoles con writing frames adecuados a su nivel, por ejemplo. O no haber admitido correos 100% en español, sin que ni siquiera hubieran intentado escribir algo en inglés. Mea culpa.

Ejemplos reales:

mail A

mail B

Intentando enmendar mis errores para el futuro, se me ocurre que les daría, para empezar, estas pautas:

  • En el caso de que los alumnos tengan cuentas corporativas del centro, lo lógico sería que utilizaran esa cuenta. Si no, se les puede recomendar que no usen cuentas con nombres poco adecuados para el entorno escolar, sino que se hagan una más “seria”. Por ejemplo, “isabelmartinez1F@gmail.com” mejor que “lizzyprezziosi@gmail.com” o “destroyenator666@hotmail.com”.
  • En el asunto del mensaje debería haber un resumen breve del motivo de su mensaje (de paso, practicamos la capacidad de síntesis). Por ejemplo, “Question about Gnomeo & Juliet video”.
  • Debería haber un comienzo (más formal “Dear Natalia,”, o algo más informal “Hi, Natalia,”), y una despedida clara (Best wishes / See you tomorrow).
  • Hay que usar puntos, comas, puntos y comas… como haríamos en una redacción. También como en una redacción, debería haber tantos párrafos como ideas se quieran expresar.
  • En la “Netiqueta”, el uso de mayúsculas en toda la oración / todo el mensaje implica que se está enfadado, así que no se deberían usar en los mensajes que nos envíen.
  • Los mensajes se deberían firmar con nombre y apellido, y clase (o por lo menos, nombre, si el nombre completo aparece en la cuenta de correo). Si no se usan cuentas corporativas del centro, este último punto es fundamental, para poder identificar claramente al remitente.
  • No debería haber abreviaturas, o expresiones coloquiales. ¿Emoticonos? A gusto del profesor, igual tampoco son muy recomendables, pero…
  • Se debería revisar la ortografía, y la corrección morfosintáctica.

Tampoco estaría de más que estas convenciones se trabajaran a nivel de centro, y se recogieran, por ejemplo, en el proyecto lingüístico de centro.

Para coger ideas:

¿Tenéis ya ciertos “protocolos” para la comunicación escrita entre profesores y alumnos a través de email, plataformas…? ¿Queréis compartirlos? Podéis dejar un comentario entrando en la entrada completa, al final de la entrada.